IMPUESTOS A LAS VIVIENDAS


1.- IMPUESTO PARA LA GANANCIA DE CAPITAL POR VENTA DE INMUEBLE:

A partir del 2017 se comenzó  a regir el impuesto a la ganancia por la venta de inmuebles. Las viviendas adquiridas antes de 2004 no se gravarán, mientras que las compradas después de esa fecha estarán afectas a pagar el impuesto a la ganancia al momento de venderse. Eso sí, las primeras ocho mil UF de ganancia están exentas, es decir, si compra una propiedad a tres mil UF y luego la vende por siete mil UF, esas cuatro mil UF de ganancia no pagan impuesto. Si tras una primera venta, se hace otra transacción se debe pagar impuestos si la ganancia de esta nueva venta sumada a la ganancia de la anterior supera el tope de ocho mil UF. Este tope es único y personal.

 

 

2.- IVA

 

¿CUANDO ESTOY EXENTO DE PAGAR IVA?

 

a.- Si el vendedor no es habitual, es decir,  no se dedica a la compraventa de inmuebles, no debe pagar IVA.

Se presumirá la habitualidad si entre la adquisición o construcción del bien raíz y su enajenación transcurre un plazo inferior a un año.

b.- Si compro una casa o departamento usado, no pago IVA  si le compro a un vendedor que no es habitual.  Si le compro a un vendedor habitual, como una inmobiliaria, sí pago IVA.

c.-  No se paga IVA cuando se ha sido beneficiado con un subsidio del Ministerio de Vivienda, independientemente del monto que haya alcanzado el subsidio.


3.- IMPUESTO DE TIMBRE Y ESTAMPILLAS

 

El impuesto de timbres y estampillas que se paga en operaciones de crédito hipotecario mantendrá su tasa de 0,2 % para todas las ventas de viviendas DFL 2.

En caso de inmuebles que no sean DFL 2, el impuesto sube de 0,4% a 0,8% del valor de la venta.

El alza al doble en las tasas del impuesto de timbres y estampillas no se aplicará en el caso de créditos hipotecarios destinados a la adquisición de viviendas DFL N°2. En otras palabras, se mantiene en esos casos la tasa de un 0,2% que los afecta.


4.-IMPUESTO DE HERENCIA

 

En caso de herencia, el impuesto a la herencia constituirá crédito respecto del impuesto a la ganancia de capital. Esto significa que la persona paga el impuesto a la herencia, luego lo podrá descontar directamente del impuesto a la renta que eventualmente deba pagar por la ganancia en la enajenación del inmueble.